Isabel Ortega Reyes“Como me dijo “La Crespa” todos los sueños son posibles”

Reportaje: Maximiliano Duhalde Adaro

Fotos: Francisco Ulloa

A pesar de las adversidades, la joven boxeadora busca día a día dejar su nombre en la historia del boxeo nacional e internacional, teniendo como gran referente a Carolina Rodríguez, actual campeona mundial.

Mientras se coloca los guantes, golpea el saco y el sudor brota de su cuerpo a medida que la fuerza aumenta de su derecha e izquierda, Isabel Ortega Reyes, piensa en los últimos logros de la Crespita Rodríguez, logros que la incentivan día a día en los entrenamientos y a soñar con su debut profesional, para pronto alcanzar un título mundial de boxeo femenino para Chile.

La tendencia en el boxeo femenino ha ido creciendo considerablemente este año, desde que Carolina “La Crespa” Rodríguez, se transformó en la doble campeona mundial, “los gimnasios se han llenado de tanto de hombres como de mujeres, siendo estas últimas las que ya están tomando ventajas en comparación al género masculino”, declaró la boxeadora.

Los “cornetes” de La Crespa han inspirado a cientos de mujeres, no sólo para pelear, sino como un tema de superación, de hecho, muchas chicas se acercan a ella a través de redes sociales, pidiendo un minuto de su tiempo para pedir consejo o experimentar ejercicios en un ring profesional.

Sin embargo, el caso de Isabel Ortega es diferente. El box se ha presentado de forma intermitente en su vida, como un amor que no podrá olvidar jamás. Comenzó los entrenamientos a los 18 años, pero por poco apoyo familiar y económico tuvo que abandonar el deporte de sus sueños. La chica oriunda de la comuna de San Joaquín nos comentó que ella nació enamorada del box, “siempre estuvo presente, en mi casa mi papá era fanático y desde pequeña fue mi deporte favorito”.

Pero este panorama presentó un gran cambio, desde que los padres de Isabel fallecieron hace muy poco, el apoyo familiar fue más escaso de lo que ya era y sólo algunos la han respaldado en su regreso a las cuerdas, “recibo mucho apoyo del gimnasio, aquí valoran mis virtudes para el box, ellos me ayudarán a salir adelante y ser alguien en esta vida”, nos comentó una emocionada Ortega.

La aprendiz decidió volver a su gran pasión, por tres principales razones: “Es lo que me gusta, me fascina lo que hago; saldré adelante gracias al box y seré la próxima campeona mundial”

En la noche se golpea el saco

Isabel se viste con su mejor tenida deportiva, unas calzas ajustadas y una polera que no le quita agilidad, pero si moldea su figura. Esta chica no pierda femineidad a pesar de practicar box , “en el que muchos ignorantes piensan que es sólo para hombres”, nos dice entre risas.

Llega al Centro de Entrenamiento Olímpico, CEO, un poco antes de las 20.00 horas, su profesor, Claudio Pardo, el mismo entrenador de la Crespa Rodríguez, la manda a correr sagradamente junto a sus compañeras, antes de los entrenamientos más duros. “Es una chica con mucho talento y se agradece su disposición a querer consagrar su camino como boxeadora profesional”, dijo Pardo, quién agregó, “no dudo que ella será una gran representante nacional en unos años más”

La morena de San Joaquín, se coloca los guantes tan rápido como su derecha y comienza a entrenar. Desde estiramientos, sombras, movimientos e intenta romper el saco con sus puños una y otra vez. Cada vez que pisa las dependencias del CEO, nos comentó que es salir de su entorno, un entorno que no la deja crecer, desarrollarse, ser ella, en definitiva sentirse libre. “Gracias al boxeo podré salir adelante, lograré mis sueños, tener un título nacional e internacional en mi categoría y como dice la Crespa: Todos los sueños son posibles”.

Tal como Isabel lo dijo, fue Carolina Rodríguez, la actual campeona mundial de peso gallo por la Federación Internacional de Boxeo (FIB) y ganadora mundial de la Asociación Internacional de Boxeo de Mujeres (WIBA), quién la inspiró a volver al cuadrilátero y perseguir los mismos triunfos que ha logrado la Crespa.

“Isabel es una chica de esfuerzo, su situación económica no es de las mejores, pero ella se esfuerza y es lo que se valora. Ella tiene todas las condiciones de ser una gran profesional y tiene un equipo que la respalda y entrena”, comento la campeona mundial que defenderá su título el próximo 13 de diciembre.

Los estudios son una meta

Una de las forma de poder ayudar al resto y a los que viven en su situación, nos comentó Isabel, es a través de los estudio, ella comenzará a estudiar la carrera de Trabajo Social, “como una manera de darle un apoyo aquellos que viven en pobreza, donde el dinero es más escaso de lo que se cree”, agregó Ortega

Su profesor y el gimnasio, le ofrecieron que si lograba tener algún título nacional, unos de sus premios sería una carrera universitaria totalmente pagada, nos contó una emocionada Isabel, quién puede ver como su futuro va mejorando y sus sueños se van concretando a medida que sepa pragmar su talento en los guantes y no desviarse de sus objetivos.

De esta forma esta chica de 21 años, seguirá día a día entrenando y esperando su oportunidad de tener su primera pelea oficial, dar lo mejor de ella y dejar todo ese esfuerza que la caracteriza en el cuadrilátero, esperando que algún día, miles de personas la aclamen como una ganadora, como la nueva campeona mundial…