Patricio Álvarez Núñez“Chile está por sobre todas las cosas, quiero salir campeón”

Reportaje: Maximiliano Duhalde Adaro

Fotos: Francisco Ulloa

Este joven Lateral izquierdo de la selección de Chile sub 17 tiene más que claro que lo suyo es el fútbol y gracias a su entrega, sacará adelante a su familia, para agradecer lo que sus padres han hecho por él, apoyándolo siempre con sus ambiciones.

Al ingresar a los pastos de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional en Quilín, se palpa el entusiasmo de los seleccionados sub 17 de Chile entrenando junto con su “profe”, Alfredo Grelak, quién no sólo entrega las instrucciones diaria para sacar lo mejor de sus muchachos, sino que también consejos de vida para su futuro profesional: “sigan manteniendo la humildad y cultiven sabiduría”.

Y vaya que ha escuchado a su “profe”, Patricio Álvarez Núñez, lateral izquierdo de “La Rojita”, oriundo de la quinta región. Vive en Campiche de la comuna de Puchuncaví en la región de Valparaíso, pueblo que posee aproximadamente 7000 mil habitantes y que su nombre estuvo a la palestra luego de la termoeléctrica puesta en marcha en Ventana.

Entrenamiento Diario

Álvarez Núñez pone la alarma un poco más tarde de lo habitual, justificándose que “el entrenamiento es muy agotador y dormir adecuadamente es parte de las exigencias”, comentó entre risas. Luego de estirarse, ordena su pieza, ayuda a su madre con algunos quehaceres del hogar y espera ansioso la hora del almuerzo.

“Mi plato favorito son los fideos con salsa, a mi mamá les queda excelente, gracias a los fideos entreno mejor”, nos confesó el joven lateral, quién luego toma la micro a las 14.30 de la tarde para viajar media hora al complejo de entrenamiento para cadetes del Wanderers, que está en Mantagua.

Mientras va apoyado a la ventana mirando el camino, piensa en los logros de Arturo de Vidal, su máximo referente del fútbol nacional e internacional y su inspiración a seguir, “a pesar que no juega en mi puesto, me gusta porque tiene cojones para jugar, es bravo y eso se agradece”. Cuando se le preguntó si él tiene ese mismo coraje en la cancha, sus compañeros se ríen y lo miran con cara de: ya confiesa tus pecados. “Sí, soy un poco “hachero”, pero es parte del fútbol, no doy por perdido ningún balón”

Su camino al mundial

Patricio ha tenido una gran evolución futbolística desde los 9 años, lo cual lo ha llevado a estar en la selección sub 17 de Chile hace 8 meses, un buen tiempo considerando, la gran rotación que presenta el combinado nacional a cara del mundial de su categoría, que tiene por fecha el 17 de octubre del 2015 y algunas sedes serán: El Nacional, La Portada de La Serena, el Fiscal del Talca, entre otros.

En estos momentos está en la banca, alejado de sus compañeros, debido a una lesión, mira de manera impaciente junto con otros lesionados, el entrenamiento con deseos de volver pronto a las canchas.

Como lateral nació en Colo Colo, pero perteneciente actualmente al club más longevo de nuestro país, Santiago Wanderers y quién además se considera fanático del Play Station. “Mi corazón está dividido, soy albo y caturro a la vez”, respondió un poco incómodo el joven de 16 años, al momento que se le preguntó por su equipo favorito, dejando en claro que se siente orgulloso de vestir la camiseta del puerto principal de Chile, “es un equipo “aguerrido” posee una barra fiel que nos apoya, pero mis inicios fueron en el cacique, así que también me hice hincha”

Sacrificio más talento

El gran nivel que ha estado mostrando el chico del Santiago Wanderers, no sólo pasa por su talento natural y sus ganas por el fútbol, el esfuerzo de sus padres y familia ha sido vital en esto y él lo tiene más que claro. “Mis viejos me apoyaron para dar exámenes libres, esto me benefició y me permite estar concentrado 100% en los entrenamientos, aunque igual extraño a mis compañeros, la pasaba bien en clases”, se rio comentándonos que más que estudiar se dedicaba a la vida social en la sala de clases.

Sus padres son separados desde hace un tiempo, él no lo recuerda con exactitud, pero no deja de ver a su papá todos los días, quién trabaja duramente en la construcción como obrero y él es quién lo ayuda con el dinero para que pueda viajar a los entrenamientos y comprar su indumentaria deportiva, “además, mi mamá le hace aseo a la gente “ricachona” de la costa, para apoyarme un poco más en mis gastos”, comentó con orgullo y emoción Álvarez, quién nos advirtió que su madre igual le inculca que debe sacar una carrera profesional, ya que el fútbol no es para siempre.

Patricio o el “Pato”, como le dicen sus amigos, está consciente del esfuerzo de sus padres y es por eso que uno de sus máximos anhelos es triunfar en la cancha y que ellos no trabajen nunca más, “es una de mis inspiraciones cuando piso el césped de algún estadio, pensar en mi mamá que trabaja un poco más por mí, en mis hermanos y en el esfuerzo de mi papá en la construcción”, comentó el lateral izquierdo de la sub 17 de la selección chilena.

Para esto último, él tiene claro que debe ser el mejor y en los mejores clubes del mundo, “mi sueño es vestir la azul de Chelsea de Inglaterra, pero antes quiero debutar muy pronto en Colo Colo”.

La Roja por sobre todas las cosas

Patricio tiene bien claro sus prioridades y nada ni nadie le alterará ese orden, “quiero ser campeón con Chile en el próximo mundial sub 17, es por eso que en mi orden de importancia esta: Chile, mi familia y Santiago Wanderers”. Luego que nos comentó esto último, le preguntamos si había tiempo para las mujeres o alguna polola de Valparaíso y su respuesta nos reflejó su buen humor y donde pierde un poco la humildad que ha demostrado hasta el momento…

“No ha aparecido ninguna chiquilla de mi gusto, bueno no soy de gustos muy fáciles, mi mujer ideal debe ser: Rubia, tener un bonito cuerpo, que se preocupe por ella, debe andar bien arreglada y sobre todo señorita”

¿Cómo una modelo de la TV?

“No, ellas son muy pesadas, me gustan las rubias simpáticas”, nos comentó entre risas y con algunas burlas recibidas por sus compañeros.

Sin embargo, dejó bien en claro que no hay tiempo para las pololas, falta menos de un año para el mundial sub 17 de fútbol y la presión ya se siente en él y en sus compañeros, “somos locales y debemos dar una buena presentación y repito salir campeón con la Roja”

Patricio es un jugador de fútbol con mucha pasión, a veces excesiva en la cancha, pero según él, suficiente hacia su familia, la cual se ha convertido uno de sus ejes pilares principales para salir adelantes y otorgarles “una mejor vida”.

Ahora Patricio Álvarez está a la espera que su lesión se recupere y volver pronto a entrenar, de hecho, agradeció sacarse una foto con un balón, “se extraña “chutear” la esférica”, además de vestir la camiseta caturra y pensar siempre en su familia al momento de entrar a la cancha, pensamiento que aseguró mantener ya sea en céspedes nacionales o internacionales, como los del Reino Unido.